viernes, 6 de agosto de 2010

Guardiola se crece ante la adversidad


Le han dejado sin prácticamente medio equipo para jugar el primer título de la temporada y además se ha quedado sin su refuerzo más esperado para el mediocampo, pero Guardiola supera todas estas adversidades gracias a su enorme capacidad de trabajo y profesionalidad. Viéndole dirigir ayer el entrenamiento vespertino en el estadio Worker’s de Pekín fue todo un acontecimiento que pudieron disfrutar el centenar de periodistas chinos acreditados y los casi doscientos miembros de seguridad apostados estratégicamente por todo el estadio para evitar que algún ‘despistado’ se acercara demasiado al terreno de entrenamiento.

Pep estuvo ayer más activo que nunca, gritando, señalando, corrigiendo, hablando con sus jugadores, en definitiva, dirigiendo. Tuvo apartes y palabras para todos. Primero Muniesa, después Keita, más tarde Abidal, luego Alves y hasta Riverola, el jugador que puso como ejemplo de la cantera porque desde los cinco años pertenece al fútbol base.

Guardiola está utilizando esta pretemporada y sobre todo la gira asiática para concienciar a sus hombres que va a ser una temporada muy dura. En Corea ya hizo un aparte con Messi y Milito para mentalizarlos de lo que se les viene encima.

En todo caso, Guardiola tampoco es un ogro y está intentando ‘liberar’ en la medida de lo posible a sus hombres de ciertas cargas de trabajo para que no lleguen asfixiados. De ahí que haya suprimido ya dos sesiones matinales para que los jugadores puedan hacer un poco de turismo y compras por Pekín.

Los jugadores realizaron un entrenamiento que duró apenas una hora y media y que tuvo dos partes. La primera un circuito físico con balón y la segunda un partidillo en un campo de reducidas dimensiones. Al menos en esta ocasión el entrenamiento no finalizó porque los responsables del estadio decidieron ‘apagar’ las luces…cómo ocurrió en la jornada del jueves.

Fuente: sport.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada