viernes, 6 de agosto de 2010

Las tres alternativas del Barça


A grandes males, grandes remedios. Salvo un milagro muy arduo tras el comunicado de ayer, el Barça deberá poner en marcha un plan alternativo

El proyecto de Pep Guardiola de cara a la temporada que vivirá su primera etapa oficial el próximo sábado con la ida de la Supercopa de España sufrió ayer un fuerte golpe con la confirmación de que Cesc Fàbregas no abandonará este verano la disciplina del Arsenal.

Sin embargo, no cabe lamentarse y urge trabajar de inmediato en las tres alternativas que se abren si Pep Guardiola pidiera un refuerzo para la medular y otro para la banda izquierda.

El que más se ajusta al perfil de Cesc es el internacional español Javi Martínez, mientras que el alemán Mesut Ozil juega algo más adelantado. Por último, la terna la completa el valencianista Juan Mata, quien ocupa una posición muy diferente al de Arenys y reforzaría el extremo izquierdo.

En el aspecto económico, el más factible sería Ozil, que acaba contrato con el Werder Bremen en junio de 2011, por lo que su fichaje no sería prohibitivo.

El tercer clasificado en la pasada Bundesliga ya sabe que el internacional alemán no renovará su contrato y, por tanto, estaría abierto a traspasarlo por una cifra no demasiado elevada (en caso contrario, se iría gratis el próximo verano).

Sin embargo y pese a su gran proyección (tiene sólo 21 años), Ozil es una apuesta arriesgada y hasta la fecha ninguno de los grandes equipos europeos se ha lanzado a por él.

La imposibilidad de incorporar a Cesc ha relanzado las opciones de Javi Martínez, que ha realizado una colosal temporada en las filas del Athletic. El centrocampista navarro es de la misma ‘quinta’ que Ozil y cumplirá 22 años el próximo 2 de septiembre.

Su regularidad en la Liga Española le permitió debutar con la selección española absoluta el pasado 29 de mayo frente a Arabia Saudita y hasta jugar 18 minutos en el Mundial frente a Chile. Su cláusula de rescisión es de 30 millones de euros y la entidad rojiblanca no tiene ninguna intención de desprenderse de él, aunque podría dejarlo marchar por alrededor de 25 millones.

Sin Fàbregas, el técnico blaugrana tendrá más dificultades para desplazar a Andrés Iniesta a la banda izquierda, por lo que también podría ser necesario un fichaje para ese perfil del ataque y, en ese caso, el número uno para Pep sería Juan Mata.

El asturiano tiene una cláusula de rescisión demasiado elevada (60 millones de euros) y el Valencia no parece muy dispuesto a desprenderse del mejor activo que resta en su plantilla tras la marcha de David Villa (FC Barcelona), David Silva (Manchester City) y Nikola Zigic (Birmingham).

Pese a ello, la realidad es que el club ché continúa sin ofrecer al asturiano la mejora de contrato que le prometió en repetidas ocasiones y el propio jugador ya ha mostrado su malestar en su regreso a los entrenamientos.

De hecho, el padre y representante del jugador, Juan Mata, aseguró ayer a SPORT que siguen esperando esa mejora. “Cada vez falta menos tiempo para que termine su contrato (en junio de 2012)”, explicó. Además, destacó que el Barça “todavía no ha fichado un zurdo y Mata es zurdo.

Además, es joven, campeón del mundo, juega 45 partidos y asegura 10 goles”. Por tanto, tampoco habría que descartarlo.

Fuente: sport.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada