martes, 3 de agosto de 2010

Jesús Pastor la sensación de la Pretemporada con el Hércules


Jesús Pastor es la grata sorpresa de esta pretemporada". La frase no la dijo un cualquiera. Son palabras del Boquerón Esteban, quien también le ha calificado como la "sensación" de la reciente concentración de Campoamor. Al público en general, le bastaron los 45 minutos que disputó ante el Santa Pola, el pasado viernes, para catalogarlo como "la joya de la corona". Hoy volverá a trabajar con la primera plantilla del Hércules en Fontcalent. Y así parece que será hasta final de la pretemporada, con sólo una meta en su mente: "aprender todo lo que pueda".

Jesús es un aspense que nació en Caracas hace 17 años. Sus padres le adoptaron y ha vivido en Aspe toda su vida. Su primer equipo fue la Coca de Aspe y a los 13 años fichó por el Hércules. Desde entonces, su padre se traslada cada día desde Aspe hasta Alicante para los entrenamientos. Ahora, hay un cambio, se entrenará también por las mañanas, con el primer equipo. Trabajo extra para su progenitor.
Estreno.

Han sido cuatro años de trabajo duro para cumplir un sueño: debutar con el primer equipo del Hércules. Lo hizo el viernes, en Santa Pola. Mañana volverá a tener minutos, ante el Eldense. "Fue bonito. Esperaba algún día debutar con el Hércules aunque no pensaba que iba a ser tan pronto", explicó ayer a AS Jesús.

El aspense acude cada mañana a trabajar con "ilusión" pero reconoce que no piensa en quedarse definitivamente en el primer equipo. "Soy muy joven todavía y tengo mucha ilusión pero sé que mi sitio esta temporada está en el Juvenil de División de Honor", confesó el canterano.
La Fundación lo tiene atado hasta junio de 2012

Como la mayoría de las jóvenes promesas que apuntan alto del Hércules, la Fundación lo tiene atado con un contrato de base. Jesús firmó el contrato en junio de 2008 por lo que el Hércules tiene sus derechos hasta junio de 2012. Además, el club se reserva una cláusula para renovarle por tres años más. No obstante, si el jugador explota, tal y como pasó con Kiko hace un año, ese contrato se rompería y la entidad le haría uno profesional. Pero eso todavía queda lejos. Porque Jesús no piensa en otra cosa que en aprender de los que ahora mismo son sus compañeros. "Me he estado fijando estos días en cómo se mueven Tiago y Abel Aguilar. Juegan en mi posición e intento aprender cosas de ellos", comentó Jesús. No obstante, aún le queda una cosa pendiente por hacer en esta estadía: jugar al lado de uno de sus ídolos, Farinós, que está trabajando al margen del grupo. "El año pasado me fijaba mucho en él, en los partidos", explicó. Además de Jesús, Eldin, Vicente, Adrián y Pagán seguirán entrenándose en Fontcalent con el primer equipo.

Fuente: as.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada