viernes, 6 de agosto de 2010

Messi se pone las pilas


Mientras sus compañeros aprovechaban la mañana para visitar el Mercado de la Seda, el argentino prefirió seguir entrenando

Que Leo Messi come aparte, en el buen sentido de la expresión, volvió a demostrarse ayer en Pekín, donde el FC Barcelona llegó el pasado jueves para disputar este domingo un partido amistoso por el que ya ha cobrado dos millones de euros.

Mientras el resto de sus compañeros, la gran mayoría chicos del Barça B y del juvenil, tuvieron toda la mañana libre, Leo se estuvo ejercitando con el preparador físico Lorenzo Buenaventura en el State Sports Training Center del distrito de Tiantan, a media hora en coche del hotel de los jugadores. Una especie de Centro de Alto Rendimiento donde suelen ejercitarse los deportistas chinos de más nivel.

De sobras es sabido el mimo y profesionalidad con el que todos los médicos, físios y preparadores del FC Barcelona tratan a Leo, uno de los grandes patrimonios de la entidad. Ahora se trata de que trabaje de forma adecuada durante esta pretemporada, teniendo en cuenta que solamente cuenta con cuatro días de entrenamiento en su casillero. Leo lleva dos temporadas sin tener prácticamente contratiempo alguno y eso es mérito también, en gran parte, del concienzudo plan que desde pretemporada se sigue con él. Un programa de trabajo estudiado al milímetro.

Buenaventura, uno de los ‘gurús’ de este nutrido grupo de profesionales que rodean a Guardiola, trabajó ayer con Messi la resistencia, principalmente a base de carreras contínuas.

Si Leo sólo pudo jugar quince minutos en el partido disputado el miércoles en Seúl ante un combinado de estrellas de la liga coreana, mañana domingo, ante el Gouan, con toda probabilidad, esos quince minutos se convertirán en media hora, para alegría y solaz de la legión de admiradores que tiene en China. Subir poco a poco la carga de trabajo y la intensidad es la mejor manera de ir cogiendo el ritmo y ponerse en forma.

Fueente: sport.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada